Ley antifraude 2021

Ley Antifraude 11/2021 en España

En medio de la pandemia del Covid-19, se confirmó la Ley Antifraude 11/2021 para combatir el fraude fiscal y la economía sumergida.  Esta ley tiene como objetivo principal fortalecer la lucha contra el fraude fiscal y mejorar la recaudación tributaria en España. Además, busca aumentar la transparencia y la cooperación internacional en la forma en que se manejan los asuntos fiscales. En este artículo, describiremos los otros objetivos y medidas específicas incluidas en la ley, su impacto es los contribuyentes y las empresas, su comparación con legislación antifraude en Europa, y las conclusiones y perspectivas futuras.

Objetivos y alcance de la Ley Antifraude 11/2021

La Ley de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal, publicada en el BOE el 10 de julio de 2021, es una medida importante para combatir el fraude fiscal en España, que se estima en más de 23 mil millones de euros anuales.  El objetivo principal de esta ley es establecer medidas específicas para hacer la ley y reducir la economía sumergida en el país.

Para lograr este objetivo, se ha creado una nueva Oficina Nacional de Lucha contra el Fraude (ONLF), que se encargará de investigar y sancionar a aquellos que evadan impuestos y realicen actividades económicas ilegales. Además, se implementarán medidas para reducir el uso del efectivo y mejorar la trazabilidad de las transacciones financieras, lo que permitirá detectar más fácilmente aquellos casos de fraude fiscal.

Otro objetivo importante de la Ley Antifraude 11/2021 es mejorar la recaudación tributaria en España. Se espera que esta ley permita un aumento del 1,8% en la recaudación tributaria del país.

Para logar este objetivo, se ha reforzado la lucha contra el fraude en el IVA y se han implementado medidas específicas para la prevención del fraude en el ámbito laboral. Esto permitirá que las empresas cumplan con sus obligaciones fiscales  y eviten prácticas ilegales que perjudiquen al Estado y al conjunto de la sociedad.

Además, se han establecido medidas para mejorar la cooperación entre autoridades fiscales europeas, lo que permitirá un intercambio más efectivo de información y una mayor transparencia en las transacciones financieras. Esto permitirá detectar más fácilmente aquellos casos de fraude y tomar medidas para prevenirlos.

La Ley también tiene como objetivo aumentar la transparencia y la cooperación internacional. Para lograrlo, se han establecido medidas específicas para mejorar la cooperación entre autoridades fiscales europeas y se han impuesto nuevas obligaciones de información para intermediarios fiscales de operaciones de ciertos tipos de transacciones, incluyendo transfronterizas. 

Esto permitirá un intercambio más efectivo de información entre países y una mayor transparencia en las transacciones financieras internacionales. Además, se espera que estas medidas contribuyan a reducir la evasión fiscal en el ámbito internacional ya prevenir el lavado de dinero.

En resumen, la ley antifraude 11/2021 es una medida importante para combatir el fraude fiscal y la economía sumergida en España, mejorar la recaudación tributaria y aumentar la transparencia y la cooperación internacional en materia fiscal. Con estas medidas, se espera reducir el fraude fiscal en el país y mejorar la situación económica y social de la sociedad española.  

Principales medidas incluidas en la Ley Antifraude 11/2021

Limitación del uso de efectivo

La Ley de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal, publicada en el BOE el 10 de julio de 2021, establece una limitación en el uso del efectivo en las operaciones económicas. En el caso de operaciones entre empresas y profesionales, el límite se fija en 1.000€, mienras que para consumidores finales, el límite se eleva a 2.500€. Estas medidas persiguen reducir el uso del efectivo en la economía informal y aumentar la trazabilidad de las operaciones económicas.

En España, el uso del efectivo es muy común en las transacciones diarias. Sin embargo, esta práctica dificulta la labor de la Administración Tributaria para controlar el fraude fiscal. La limitación del uso del efectivo es una medida que se ha implantado en otros países europeos y que ha demostrado ser efectivo en la lucha contra el fraude.

Además, la limitación del uso del efectivo también tiene un impacto positivo en la seguridad de las transacciones. Al reducir el uso del efectivo, se reduce el riesgo de robos y atracos, lo que beneficia tanto a los ciudadanos como a las empresas.

Nuevas obligaciones de información para intermediarios fiscales

La Ley Antifraude también establece nuevas obligaciones de información para intermediarios fiscales. Estas obligaciones surgen a aquellos que participan en ciertos tipos de transacciones transfronterizas. Los intermediarios fiscales deberían proporcional a la Administración tributaria información sobre ciertos aspectos de estas operaciones y cumplir con ciertas obligaciones de diligencia en la identificación de sus clientes.

Con estas medidas, se pretende aumentar la transparencia en las operaciones transfronterizas y prevenir el fraude fiscal internacional. Los intermediarios fiscales desempeñan un papel clave en la detección y prevención de este tipo de fraude, por lo que su colaboración con la Administración tributaria es fundamental. 

Además, estas medidas también tienen un efecto disuasorio sobre aquellos que pretenden cometer fraude fiscal en el ámbito internacional. La posibilidad de ser detectados y sancionados disuade a muchos defraudadores de llevar a cabo sus actividades ilegales. 

Refuerzo de la lucha contra el fraude en el IVA

La nueva Ley Antifraude establece medidas adicionales para reforzar la lucha contra el fraude en el IVA. Una de las medidas más destacadas es la comunicación en tiempo real con la AEAT (Agencia Estatal de Administración Tributaria) de los datos relativos a las facturas emitidas. 

Gracias a esta medida, se podrá detectar de manera inmediata ciertos tipos de fraude en el IVA, como la duplicidad en la declaración o la generación de facturas falsas. Esto permitirá a la Administración Tributaria actuar con rapidez y eficacia en la detección y sanción de los defraudadores.

Además, la nueva Ley Antifraude también establece medidas para reforzar la colaboración entre la AEAT y otros organismos internacionales en la lucha contra el fraude fiscal. La cooperación internacional es fundamental en la detección y prevención del fraude fiscal en el ámbito internacional.

Medidas específicas para la prevención del fraude en el ámbito laboral

La Ley Antifraude también incluye medidas específicas para prevenir el fraude en el ámbito laboral. Una de las medidas más destacadas es la obligación para las empresas de registrar la jornada laboral de sus trabajadores.

Esta medida pretende evitar el fraude en la contratación y la evasión del pago de cotizaciones a la Seguridad Social. La falta de registro de la jornada laboral es una práctica común en algunas empresas, que utiliza esta estrategia para no pagar las cotizaciones correspondientes a sus trabajadores.

Además, la nueva ley también establece medidas para reforzar la colaboración entre la Inspección de Trabajo y la AEAT en la detección y prevención del fraude laboral. La colaboración entre ambos organismos es fundamental en la lucha contra el fraude laboral y en la protección de los derechos de los trabajadores.

Impacto en los contribuyentes y las empresas

Cambios en las obligaciones fiscales

Debido a la Ley Antifraude 11/2021, los contribuyentes y las empresas deberán cumplir con las nuevas obligaciones fiscales. Por ejemplo, se establezcan nuevas obligaciones de información para los intermediarios fiscales y se limite el uso del efectivo en ciertos tipos de operaciones. Además, se han introducido sanciones y multas por incumplimiento de las obligaciones fiscales, lo que puede suponer un riesgo para aquellas empresas o individuos que no cumplen con las nuevas normas.

Sanciones y multas por incumplimiento

La Ley Antifraude establece sanciones y multas por incumplimiento de las obligaciones fiscales. Por ejemplo, la no presentación de los modelos tributarios o el incumplimiento de las obligaciones de información puede dar lugar a sanciones de hasta el 1% del importe no declarado. Además, se reforzarán las multas del 1% del importe en efectivo utilizado en operaciones que superen el límite establecido.

Posibles beneficios para los contribuyentes

No obstante, aquellos contribuyentes y empresas que cumplan con las obligaciones fiscales pueden obtener beneficios de la ley, como la mejora de la competencia en el mercado debido a una mayor transparencia y reducción de la economía sumergida. También se espera que la Ley Antifraude promueva la seguridad jurídica en las normas tributarias y la protección de los derechos de los contribuyentes.

Comparación con otras legislaciones antifraude en Europa

Similitudes y diferencias con leyes de otros países

La Ley Antifraude 11/2021 tiene similitudes y diferencias con leyes antifraude de otros países de la Unión Europea. Por ejemplo, la limitación del uso de efectivo está presente en países europeos, aunque los límites establecidos y las excepciones varían según el otro país. Además, la obligación de registro de la jornada laboral se establece anteriormente en otros países, como Francia, Italia y Portugal. 

Cooperación entre autoridades fiscales europeas

A pesar de las similitudes y diferencias, la Ley Antifraude 11/2021 también busca la cooperación entre las autoridades fiscales de los países europeos. A través de las medidas como el intercambio de información y la implementación de nuevas obligaciones de información, se espera mejorar la cooperación y la transparencia entre los países en la lucha contra el fraude fiscal.

 

Conclusiones y perspectivas futuras

Evaluación de la efectividad de la Ley Antifraude 11/2021

La Ley Antifraude 11/2021 tiene como objetivo mejorar la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida en España. Según las autoridades fiscales, se espera que la Ley mejore la recaudación tributaria y reduzca el fraude fiscal en España. Sin embargo, aún es pronto para avaluar la eficacia de la ley, ya que su implementación aún está en curso. 

Posibles modificaciones y mejoras en el futuro

Es probable que se modifique y se mejore en el futuro, en función de los resultados y las solicitudes de diversos actores. Las autoridades fiscales españolas están haciendo un llamado a una mayor cooperación europea en la lucha contra el fraude fiscal, y se espera que se realicen los ajustes a la ley según sea necesario. También se espera que la tecnología juegue un papel cada vez más importante en el combate al fraude fiscal en el futuro.

El papel de la tecnología en la lucha contra el fraude fiscal

La Ley reconoce el papel clave que la tecnología puede desempeñar en la lucha contra el fraude fiscal en España. por este motivo, se están buscando soluciones tecnológicas innovadoras para la implementación de la misma. El fortalecimiento de la tecnología para el intercambio de información y la automatización de procesos fiscales son algunas de las herramientas que pueden contribuir a la lucha contra el fraude fiscal en el país. 

Que no te lo cuenten, vive la experiencia

Solicita DEMO

¿Hay algo mejor que verlo, tocarlo y comprobar su funcionamiento? En Copermática le ofrecemos la oportunidad de venir y vivir esa experiencia.

Política de Cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en «Aceptar» o continuar navegando, usted consiente el uso de estas tecnologías y el procesamiento de los datos. No obstante, puede visitar la «Política de Cookies» para ajustar parámetros

Atención Inteligente

¡Envíe un mensaje y un operador contestará por correo electrónico siempre que sea posible!

×